Buenos Aires es territorio guaraní

El sábado 16 de noviembre, en el campus de la Universidad Nacional de General Sarmiento, se realizó el II Congreso de Lengua y Cultura de la Nación Guaraní en Buenos Aires. El encuentro reivindicó la lengua como una herramienta imprescindible para la descolonización y recalcó la necesidad de exigir la implementación de una educación intercultural bilingüe como forma de inclusión social.

1457701_644196418957867_792425373_n

“Con el guaraní está pasando algo hermoso estos últimos tiempos. Después de haber estado tanto tiempo prohibido, perseguido y soterrado, el guaraní está resurgiendo”. La frase de Ignacio Báez podría ser un buen resumen del espíritu que predominó en el II Congreso de Lengua y Cultura de la Nación Guaraní en Buenos Aires, realizado el sábado 16 de noviembre en el campus de la Universidad Nacional de General Sarmiento (UNGS).

La jornada tuvo charlas, música y bailes representativos de dicha cultura originaria, y finalizó al anochecer con un asado comunitario (y más música, claro). ¿Por qué hablar en guaraní? Una respuesta que se desprende luego de escuchar a los referentes de las comunidades es que un pueblo no podrá descolonizarse si utiliza la lengua de los conquistadores. Que la lengua es una herramienta de poder. Que si desaparece, se pierde con ella la sabiduría de ese pueblo.

“Revalorizar la lengua materna de cada pueblo consolida su cohesión”, enfatizó Báez, director regional de Buenos Aires y Rosario del Instituto de Educación Superior Ateneo de Lengua y Cultura Guaraní. El Instituto fue el organizador del encuentro junto con los integrantes del Ciclo Reencuentro con Pueblos Originarios de la UNGS. “Cada vez que una lengua originaria se posiciona, está abriendo puertas para que las otras lenguas también sigan ocupando su verdadero espacio en la sociedad”, remarcó.

Además, destacó que la guaraní es “una nación transfronteriza, que supera la barrera política de los estados nacionales” y que responde al concepto de nación debido a que tiene “lengua propia, una organización política que la conduzca y un espacio territorial”.

Por su parte, Roberto Benigno Benítez, miembro del Aty Guasú – Nación Guaraní de Buenos Aires, disertó sobre el bilingüismo como forma de inclusión social. Benítez también señaló que, si bien la Ley de Educación N° 26.206 en sus artículos 52, 53 y 54 garantiza una educación intercultural bilingüe para los pueblos originarios, no es obligatoria y está supeditada a que cada provincia haga un convenio si desea implementarla.

Un punto en el que varios coincidieron es que, a veces, los padres no transmiten la lengua originaria a sus hijos por miedo a que éstos sean discriminados o, simplemente, para que puedan relacionarse mejor con el entorno. De esta manera, la lengua se va perdiendo o desvalorizando con el tiempo, a pesar de que el pueblo aún sea numeroso. “Me parece que Buenos Aires es el lugar donde más personas hablan guaraní, y me atrevería a decir más que en Paraguay”, sostuvo Ramón Villar Brizuela, directivo de la Escuela N°35 de José C. Paz, quien remarcó que en ocasiones sufrió una doble discriminación: por ser inmigrante paraguayo y por ser indígena.

Entre otros referentes, el congreso contó con la presencia de los caciques de cinco comunidades guaraní del Conurbano Bonaerense: Braulio Escobar (Comunidad Cuarajhi Vera, Moreno); Adrián Ovando (Kuarahy Ose Enteroitepeguara, José C. Paz); Eduardo Barreto (Comunidad Mbya Guaraní Apyterè, Maquinista Savio, Escobar); Eulalio Báez (Comunidad Pueblo Guaraní, José C. Paz); y Mario Valdez (Comunidad Cacique Hipólito Yumbay, Glew, Almirante Brown).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Finalmente, las conclusiones del congreso acordadas por todos los asistentes se refirieron a respetar la grafía única del guaraní; trabajar para rescatar las raíces de la lengua en todo el continente; exigir la implementación de la enseñanza intercultural bilingüe tanto en comunidades rurales como urbanas; reivindicar la lengua materna de las comunidades; fortalecer la solidaridad entre las comunidades para defender sus espacios territoriales; y reconocer a Buenos Aires como territorio guaraní.

Este último punto cobra gran importancia debido a que aún mucha gente cree que los guaraníes son originarios de Paraguay y no de Argentina (así como también se dice que los mapuches son chilenos). Sin embargo, los guaraníes habitaban Buenos Aires desde antes de que llegaran los colonizadores.

 Por Nadia Luna

http://descolonizados.wordpress.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: